side-area-logo

NUESTRA PLANTACIÓN

Plantación de nogales y pecan

El cuidado del Nogal y pecan es fundamental para obtener un fruto exquisito que llegue al consumidor en un excelente estado. Para ello hemos tenido en cuenta aspectos esenciales como las condiciones agronómicas de la finca que son excepcionales, una zona privilegiada en Andalucía, como es el valle del Guadalquivir, junto a la orilla del río que lleva su nombre, lo que conlleva que el desarrollo del árbol y del fruto en todo su periodo vegetativo sea inmejorable, dando como resultado unas nueces de alta calidad.

Otro aspecto fundamental es la elección de una planta de calidad, habiendo escogido dichas plantas entre viveros de España y de varios países del mundo.

Lo último en tecnología

Se han seguido las tecnologías de última generación para la nivelación del terreno, cuya labor es imprescindible en toda iniciación de siembra. Para lograr esto con la mayor precisión posible, hemos utilizado un equipo de rayo láser evitando dañar la composición del terreno tanto física como química.

Otra tecnología de última generación que estamos empleando es la cámara de presión estomática. Es un dispositivo para aplicar presión de aire a una hoja, donde la mayor parte de ella está dentro de la cámara, pero una pequeña parte del peciolo está expuesta al exterior de la cámara a través de un sellado. La cantidad de presión que se necesita para hacer que el agua aparezca en la superficie de corte del peciolo dependerá de la presión de la hoja.

También utilizamos el Diviner 2000, que es un sistema de medición de humedad en el suelo, que registra la humedad a distintas profundidades de la zona radical del cultivo. Incorpora la tecnología vanguardista de EnviroSCAN.

El Riego

Las condiciones de textura y estructura del suelo determinan la capacidad del suelo para retener el agua. El sistema de riego que utilizamos es localizado con 4 líneas de goteros, es un sistema muy eficiente y respetuoso con el consumo de agua.

La utilización de fertilizantes se localiza de forma directa a la zona de influencia del sistema radicular, perfectamentes disueltos y por tanto de forma más fácilmente asimilable para la planta, así obtenemos unas condiciones óptimas para su desarrollo.

Procesado de las nueces

Please accept preferences, statistics, marketing cookies to watch this video.

Diseño

A la hora de diseñar la plantación hemos tenido en consideración una serie de hechos, tales como la orientación geográfica para buscar la mayor radiación solar posible, las operaciones del cultivo y la distribución de los polinizadores. La densidad de plantación que se ha realizado es la adecuada para optimizar un desarrollo máximo de copa, permitiendo un acceso adecuado a la luminosidad necesaria.

Caballones

Utilizamos pequeños caballones poco elevados, con esta técnica conseguimos que el agua circule o quede en la parte baja del suelo, siendo accesible por las raíces, pero sin llegar a encharcar el cuello de las plantas y así no causar enfermedades fúngicas por humedad. De este modo, las primeras raíces estarán protegidas para facilitar su inmediato desarrollo radicular.

Plantación

Con un sistema de plantación manual, plantamos nuestros árboles con mucha delicadeza ajustando la planta al tamaño del hoyo. La apertura de hoyos se realiza proporcional al tamaño del sistema radicular. En el asentamiento se ha tomado en cuenta que el punto de injerto quede por encima del nivel del suelo. Una vez plantada hemos colocado el entutorado situándolo en la dirección de los vientos dominantes.

Aplicación de micorrizas en nogales y pecan

Cuando se está colocando la planta en el suelo, justo en ese mismo momento se añade sobre las raíces MICORRIZAS, que es un productos de origen natural, aislado a partir de cepas de hongos endo-micorriza o Hongos Vesiculares arbusculares, los que suelen estar presentes en los suelos de todo el mundo. Este hongo coloniza las raíces, sin causar daño alguno a la planta y posteriormente desarrolla una red de hifas externas que se extienden y ramifica en el suelo. Vitalizan las plantas para toda la vida con una sola aplicación. Ayudando a mejorar las deficiencias nutricionales. Disminuyendo el stress del trasplante y siembra definitiva, actua como control biológico, el stress ocasionado por temperaturas extremas, sequías intensas, suelos salados, contaminados, dañados, Ph extremos y otros factores.

Genera una mejor resistencia frente a organismos patógenos (reducción de aplicaciones de insecticidas y fungicidas). Incrementa la tolerancia de las raíces frente al ataque de microorganismos patógenos y nemátodes. Disminuye la posibilidad de infectarse con Phytophthora, Aphanomyces, Pythium,  lo que disminuye daños vasculares como Fusarium y Verticillium y a nematodesfitoparásitos formadores de nódulos, agallas  que provocan lesiones como Meloidogyne y Pratylenchus entre otros y reduce las aplicaciones químicas a lo largo de la vida de la planta, considerado como “efecto vacuna”.