side-area-logo
Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir
Tagged in
Leave a reply

Descripción
Esta receta la podemos hacer con el tipo de pasta que más nos guste y como no también podemos cambiar el tipo de queso. Fácil y rápida, para cuando no tengamos tiempo pero queramos comer bien.
Ingredientes
Raciones: 4 personas
  • 500 gr. de spaghetti
  • 100 gr. de queso Roquefort
  • 100 gr de nueces peladas
  • Aceite de oliva
  • 50 gr. de mantequilla
  • 300 ml. de nata líquida para cocinar
  • 1 cebolla pequeña
  • Sal y pimienta
Elaboración
  1. Empezaremos cociendo los spaghetti en abundante agua con sal, hasta que estén “al dente”, los escurriremos y les pasaremos un chorro de agua fría, para que no sigan cociéndose, los volveremos a escurrir bien y los reservaremos.
  1. Trocearemos algunas nueces y las saltearemos unos segundos en una sartén, las reservaremos.
  1. En una sartén con la mantequilla y una cucharada de aceite freiremos la cebolla bien picadita, cuando esté dorada le añadimos las nueces que habíamos salteado.
  1. En un cazo pondremos la nata líquida y la dejaremos cocer unos minutos a fuego suave. Le añadiremos el queso Roquefort cortado en trocitos y removeremos bien hasta que se haya fundido.
  1. Le añadiremos a la mezcla de queso la cebolla y nueces que teníamos reservadas y removeremos bien para que se integren todos los ingredientes, lo rectificaremos de sal y pimienta y lo verteremos sobre la pasta.
  1. Lo decoraremos con algunas nueces enteras y ya podemos servir los spaghetti bien calientes.