Recolección de la primera cosecha de nuez pecana de la finca “Cortijo Calonge” de Palma del Río (Córdoba) y puesta en marcha de la primera fábrica de procesado y secado de la nuez pecana. En la finca “Cortijo Calonge” utilizan por primera vez una técnica adaptada de la recolección del olivar para la recogida de la nuez.

Un técnico realiza los controles de la certificación GRASP que evalúa los riesgos sociolaborales y otros dos más de trazabilidad: IFS y BRC.

El cultivo del nogal es novedoso en esta zona del Bajo Guadalquivir, requiere un gran esfuerzo inversor y varios años para entrar en producción. La primera cosecha de nuez entra en la industria instalada en la propia finca para someterse al pelado, limpiado, secado y envasado que son las partes del proceso. La capacidad de almacenamiento de estas naves con temperatura estable garantiza el suministro continuado a los mercados.

En la gastronomía, la nuez pecana se caracteriza por su aporte de fibras naturales y aceites no saturados.